La cónsul de El Salvador en Nueva York, Sandra Cruz, participó este sábado 18 de julio, en una misa solemne celebrada por el padre José Luis Alas Escobar, arzobispo Metropolitano de San Salvador, en la iglesia Presentación de la Santísima Virgen María en el condado de Queens, Nueva York.

En la actividad se bendijo y dedicó el retrato de monseñor Óscar Arnulfo Romero que será expuesto en forma permanente en esa iglesia, además, se realizó una procesión y un convivio comunal, en los cuales participó la comunidad salvadoreña y latinoamericana residente en ese vecindario neoyorquino.

Al acto asistieron además altas autoridades religiosas de la ciudad de Nueva York, incluyendo a Octavio Cisneros, obispo auxiliar de la Diócesis de Brooklyn, John O’hara, obispo de la Diócesis de Nueva York y Manuel de Jesús Rodríguez Pérez, párroco de la iglesia Presentación de la Santísima Virgen María, entre otros.

El acto se sumó a las demás actividades realizadas por el consulado salvadoreño en Nueva York durante el presente año para celebrar el legado de monseñor Romero.

 

Por tercer año consecutivo, el consulado de El Salvador en Nueva York participó en el festival cultural organizado por la Junta Hispana filial Nueva York, celebrado este fin de semana en el Flushing Meadows Corona Park, en Queens.

El estand de la representación consular salvadoreña fue atendido por la cónsul general Sandra Cruz, y su equipo de trabajo; junto al consejero comercial del país Marco Tulio Castro.

Los visitantes recibieron información documental sobre trámites consulares diversos disponibles en Nueva York tales como: emisión de pasaportes, poderes, registro de estado familiar e información variada sobre turismo y visas.

Asimismo, por gestión del consulado salvadoreño, se logró la participación del grupo de danza tradicional salvadoreño de la Iglesia San José Patrono del condado de Brooklyn, quienes bailaron “Las Cortadoras” y “El Sombrero Azul”, para el deleite del público en general.

Los asistentes también recibieron muestras gratuitas de una variedad de pan dulce salvadoreño y bebida embotellada, que son productos que se busca introducir al mercado estadounidense por parte de la Consejería Económica, Comercial y de Turismo adscrita a la sede consular en Manhattan.

En el festival participaron empresas, artesanos, artistas y personal consular representando a cerca de quince países de América Latina.

 

La viceministra para Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, participó este día  en la presentación del proyecto de Educación a Distancia Dirigido a Salvadoreños en el Exterior, organizado por la Universidad Tecnológica (UTEC), para sumar aliados estratégicos a través de los programas de responsabilidad social empresarial.

El proyecto, que es impulsado tanto por la universidad como por el Ministerio de Relaciones Exteriores, busca propiciar la educación superior de los connacionales en el extranjero, mejorar sus condiciones de vida y fortalecer su vínculo con El Salvador, mediante el desarrollo de servicios educativos no presenciales, basados en el programa de educación a distancia de la  UTEC y sus plataformas tecnológicas.

Durante el evento, la viceministra Magarín explicó que esta iniciativa ha sido impulsada a través del convenio firmado este año con la Universidad Tecnológica de El Salvador, que permite ofrecer a los compatriotas, sin importar su situación migratoria, estudios de educación superior para mejorar sus oportunidades a futuro.

“Lograr que nuestros hermanos en el exterior tengan acceso a la educación les da mejores oportunidades de inserción y de crecimiento, además, que lo hagan a través de una universidad del país contribuye a su vinculación con El Salvador” afirmó la vicecanciller.

Finalmente, agradeció “la labor que se encuentra haciendo la Universidad y a su personal, quienes han tenido una actitud proactiva y dinámica hacia esta iniciativa”.

Al evento asistió el rector de la Universidad Tecnológica, Nelson Zárate, demás autoridades del mismo centro universitario, empresarios, representantes del cuerpo diplomático acreditado en el país e invitados especiales.

El presidente Salvador Sánchez Cerén recibió este 26 de junio  la presidencia pro témpore del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) para el período del 1 de julio al 31 de diciembre de 2015, en un acto celebrado al término de la XLV Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de ese organismo regional, que tuvo lugar en la ciudad de Antigua Guatemala.

Durante su disertación, el estadista salvadoreño manifestó que una de las prioridades de su país en el ejercicio de la presidencia pro témpore será consolidar una estrategia regional agrupada en cinco pilares: seguridad democrática; gestión integral del riesgo y cambio climático; integración social y lucha contra la pobreza; integración económica y fortalecimiento institucional.

El gobernante destacó que El Salvador priorizará en el fortalecimiento del modelo de Seguridad Democrática, centrando los esfuerzos en la protección de la vida de las personas y las condiciones para su desarrollo integral.

“Impulsaremos, de acuerdo con las posibilidades, políticas y estrategias de seguridad ciudadana, a través de la cooperación y coordinación de acciones regionales permanentes para enfrentar los delitos que afectan la vida de las personas y sus bienes, su libre tránsito, el comercio, las inversiones y el turismo”, manifestó.

Agregó que se avanzará en la Estrategia de Seguridad de Centroamérica (ESCA), para lo cual se activará y buscará el fortalecimiento del Grupo de Países Amigos, con la intención de sumar sinergias y esfuerzos para lograr un mayor acompañamiento y cooperación hacia la región en esta materia.

Precisó que en el ejercicio de la presidencia pro témpore se dará un especial énfasis a la integración económica regional, específicamente a la facilitación del comercio.

“Trabajaremos además en la hoja de ruta para la Unión Aduanera, temas arancelarios, reglamentación técnica, los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Asociación Centroamérica-UE, la incorporación de Panamá al subsistema económico y procedimientos aduaneros”, explicó.

Acotó que se le brindará especial atención al impulso de acciones en materia de gestión integral de riesgo y adaptación al cambio climático, apoyando la elaboración de los lineamientos estratégicos para la gestión del riesgo asociado a la variabilidad y el cambio climático en la región.

“Promoveremos la formulación de un plan de preparación regional contra terremotos y continuaremos con la ejecución de la Estrategia Regional de Cambio Climático de Centroamérica”, expresó.

En el área social, El Salvador continuará con los trabajos de coordinación para la implementación de la política regional de salud, bajo el enfoque de intersectorialidad.

Asimismo, buscará promover los temas de la Agenda Educativa Regional y la elaboración de una política Regional de Empleo y Empleabilidad.

El jefe de Estado recalcó que el trabajo de una presidencia pro témpore requiere el apoyo de los demás países y la institucionalidad regional, para garantizar el éxito en las políticas impulsadas en beneficio de la región.

“El deseo de mi país es que juntos, los pueblos, en especial las juventudes de nuestros países, y los gobiernos de la región del SICA, alcancemos el sueño unionista e integracionista de Francisco Morazán y de tantos ilustres centroamericanos que en sus tiempos soñaron con una región unida, en paz y próspera”, expresó.

Durante el primer semestre del 2015, la presidencia pro témpore del SICA fue ostentada por el gobierno de Guatemala luego del traspaso oficial hecho por Belice a finales del año pasado.

 

Los ministros de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez y de Justicia y Seguridad, Benito Lara, junto con el director general de Migración y Extranjería, Héctor Rodríguez, participaron este día en la inauguración de las obras de reconstrucción del Centro de Atención al Migrante, ubicado en la colonia Quiñónez, en San Salvador.

Las obras se realizan en el marco del proyecto “Asistencia integral a familias y niñez migrante no acompañada retornada en el Triángulo Norte de Centroamérica”; ejecutado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), con fondos de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), con una inversión de 900 mil dólares.

El referido Centro recibe diariamente a familias, niñas y niños no acompañados y adultos migrantes retornados.  Esta infraestructura permitirá elevar la capacidad de atención en más del 200% y brindar servicios tales como registro migratorio, atención médica y psicosocial.

El proyecto de reconstrucción del Centro consiste en la readecuación y redistribución de espacios existentes, creación de áreas y ambientes adecuados para la recepción de personas migrantes; articulación interinstitucional para la ejecución de un proceso digno de recepción, asistencia y atención para las personas retornadas, sobre todo de las familias, niñez y adolescencia.

Las instalaciones contarán con un área de espera para la recepción de 200 personas, dos consultorios médicos y un área de preparación de enfermería por parte del Ministerio de Salud; diez cubículos para el proceso de acogida y entrevistas que desarrolla la Dirección General de Migración y Extranjería; un área renovada para atender a las personas que requieran información sobre servicios consulares o programas impulsados por el Ministerio de Relaciones Exteriores, así como un área de entrevistas para la Policía Nacional Civil.

Uno de los espacios más innovadores será el destinado para la atención psicosocial a la niñez y adolescencia retornada, a través de zonas diseñadas para el desarrollo de actividades grupales e individuales lideradas por el Consejo Nacional de la Niñez y Adolescencia (CONNA) y el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral de la Niñez y Adolescencia (ISNA).

En el acto inaugural estuvo presente además el jefe de Misión de la OIM, Jorge Peraza; el encargado de Negocios de la embajada de los Estados Unidos de América en El Salvador, Michael Barkin;  y el  así como representantes de organismos internacionales acreditados en el país.

El Consulado General de El Salvador en Manhattan en conjunto con la Consejería Económica, Comercial y de Turismo (CECT) del país en Nueva York, realizaron este 25 de junio un evento especial para promover la oferta exportable salvadoreña en el ramo de alimentos nostálgicos.

La actividad estuvo presidida por la cónsul general Sandra de Flores; el responsable de la CECT en Nueva York, Marco Tulio Castro; así como representantes del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) y de la Comisión Económica para Americe Latina (CEPAL).

En sus palabras de bienvenida, la cónsul de Flores expresó que el trabajo realizado por las empresas exportadoras es fundamental para dinamizar la actividad económica de nuestros países. “Apoyamos los programas que persigan atender las diversas necesidades de las empresas, tanto de aquellas que ya tienen una amplia experiencia exportadora, como de aquellas que nunca lo han hecho, pero que muestran un fuerte potencial de internacionalización”, manifestó.

Por su parte, Marco Tulio Castro expuso las acciones e iniciativas impulsadas por la referida oficina, para contribuir al esfuerzo que las empresas salvadoreñas realizan para internacionalizar sus productos y colocarlos en nuevos mercados.

Al evento, asistieron empresarios, inversionistas, promotores, comerciantes y los miembros de una misión tecnológica comercial de empresas salvadoreñas, quienes presentaron parte de su oferta exportable.

La iniciativa forma parte del proyecto “Innovación para exportar: alimentos nostálgicos de El Salvador”, organizado por PROESA y la CEPAL.

El Consulado General de El Salvador en Manhattan en conjunto con la Consejería Económica, Comercial y de Turismo (CECT) del país en Nueva York, realizaron este 25 de junio un evento especial para promover la oferta exportable salvadoreña en el ramo de alimentos nostálgicos.

La actividad estuvo presidida por la cónsul general Sandra de Flores; el responsable de la CECT en Nueva York, Marco Tulio Castro; así como representantes del Organismo Promotor de Exportaciones e Inversiones de El Salvador (PROESA) y de la Comisión Económica para Americe Latina (CEPAL).

En sus palabras de bienvenida, la cónsul de Flores expresó que el trabajo realizado por las empresas exportadoras es fundamental para dinamizar la actividad económica de nuestros países. “Apoyamos los programas que persigan atender las diversas necesidades de las empresas, tanto de aquellas que ya tienen una amplia experiencia exportadora, como de aquellas que nunca lo han hecho, pero que muestran un fuerte potencial de internacionalización”, manifestó.

Por su parte, Marco Tulio Castro expuso las acciones e iniciativas impulsadas por la referida oficina, para contribuir al esfuerzo que las empresas salvadoreñas realizan para internacionalizar sus productos y colocarlos en nuevos mercados.

Al evento, asistieron empresarios, inversionistas, promotores, comerciantes y los miembros de una misión tecnológica comercial de empresas salvadoreñas, quienes presentaron parte de su oferta exportable.

La iniciativa forma parte del proyecto “Innovación para exportar: alimentos nostálgicos de El Salvador”, organizado por PROESA y la CEPAL.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, junto a los viceminitros de Relaciones Exteriores, Integración y Promoción Económica, Carlos Castaneda; para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, y de Cooperación para el Desarrollo, Jaime Miranda Flamenco; presentaron este día ante el pleno de la Asamblea Legislativa la Memoria de Labores de la gestión realizada por esta Cartera de Estado en el período 2014-2015.

El informe corresponde al trabajo desarrollado por el Ministerio de Relaciones Exteriores en el primer año de gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén, que comprende del 1 de junio de 2014 al 31 de mayo de 2015.

En su intervención, el ministro Martínez mencionó que desde la Cancillería salvadoreña, y en línea con la visión y misión institucional, "se ha promovido una política exterior abierta al mundo, promotora del desarrollo, la paz, la cooperación, los derechos humanos y la atención de los compatriotas en el exterior contribuyendo a una sociedad más justa, equitativa e inclusiva".

El documento presentado refleja las principales acciones llevadas a cabo en las ocho áreas estratégicas que rigen el quehacer institucional, los cuales son: las relaciones político-diplomáticas, la integración regional, la soberanía e integridad territorial, la cooperación para el desarrollo, las relaciones económicas, la ciudadanía en el exterior, los derechos humanos y la mejora continua de la gestión organizacional.

En el período reportado, destacan acciones como el establecimiento de nuevas relaciones diplomáticas con cinco países; la apertura de nuevas Consejerías Económicas, Comerciales y de Turismo; el avance en el cumplimiento de las sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; la atención brindada a través de la red consular y diplomática, entre otras.

El jefe de la diplomacia salvadoreña destacó, además,  que “en un tiempo record se logró una cifra de cooperación financiera no reembolsable sin precedentes para el país, por más de un mil millones de dólares”.Este monto alcanzado  es equivalente a la ayuda que  el país recibió el pasado quinquenio donde ya se había triplicado la ayuda otorgada por los socios para el desarrollo, en comparación con los periodos anteriores, enfatizó.

Por otra parte, agregó que la labor del Ministerio de Relaciones Exteriores además “se ve enmarcada en valores como el compromiso, el entusiasmo, la lealtad, la austeridad y la calidad de trabajo, tanto de nuestros funcionarios en la sede como de aquellos que se encuentran en el servicio exterior”.

El informe fue recibido por la presidenta de la Asamblea Legislativa, Lorena Peña.

Descargue la Memoria de Labores 2014-2015 del Ministerio de Relaciones Exteriores en este enlace

El Ministerio de Relaciones Exteriores, a través del Viceministerio para los Salvadoreños en el Exterior, con el auspicio de la Unión Europea, realizó este 5 de junio, el lanzamiento del documental “El Salvador vale la pena”, el cual registra testimonios y experiencias de oportunidades que ofrece el país para el desarrollo de proyectos productivos en varias comunidades, con el objetivo de desestimular la migración irregular y generar así arraigo.

La actividad fue presidida por la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín; el embajador de la Unión Europea, Jaume Segura; y la embajadora de los Estados Unidos en el país, Mari Carmen Aponte.

“El documental reúne vivencias de compatriotas que en algún momento de sus vidas decidieron o tuvieron la idea de emprender una ruta hacia los Estados Unidos. Son testimonios estremecedores que nos confirman que la experiencia de emigrar en condición irregular es -muchas veces- traumática, dolorosa, llena de múltiples peligros y en general, no vale la pena correr tan alto riesgo”, señaló la viceministra Magarín.

Asimismo, detalló que la producción audiovisual “recoge algunos testimonios de salvadoreños y salvadoreñas residentes en Chalatenango y San Vicente que decidieron desarrollar sus sueños aquí, en nuestro país. Estos ejemplos son una pequeña muestra de la población que decide apostarle a la unidad familiar, a la superación personal y que con su esfuerzo contribuyen a construir un mejor El Salvador”.

La producción audiovisual da continuidad además a la campaña de sensibilización “No pongas en riesgo sus vidas”, que el Gobierno de El Salvador puso en marcha desde julio del año pasado, para prevenir sobre los riesgos de la migración irregular, especialmente, de niñas, niños y adolescentes no acompañados hacia los Estados Unidos de América.

La segunda fase de esta campaña se denominó “Aquí también se puede” y se basa en un componente de movilización social que busca llevar un mensaje positivo a las comunidades identificadas de donde provienen la mayor cantidad de salvadoreños que deciden migrar, para mostrarles las oportunidades que hay en el país para desarrollarse. “Este mensaje también está presente en esta documental que lanzamos hoy”, agregó la funcionaria.

La  viceministra Magarín  explicó que el material filmográfico también constituye una nueva herramienta de trabajo para diferentes instancias dentro de la Cancillería, como del Viceministerio para Salvadoreños en el Exterior y las sedes diplomáticas y consulares; así como para el Consejo Nacional para la Protección y Desarrollo de la Persona Migrante y su Familia (Conmigrantes).

“Esperamos que este contenido sirva para fomentar la reflexión y el debate sobre temas como la migración irregular, derechos humanos y la integración de compatriotas retornados, entre otros”, indicó.

El documental se socializará tanto a nivel nacional, por medio de seis jornadas de formación en comunidades identificadas, así como a nivel internacional a través de la red de embajadas y consulados de El Salvador en el exterior.

Al evento, asistieron representantes del cuerpo diplomático y organismos internacionales, instituciones de gobierno relacionadas a la atención del tema migratorio y organizaciones de la sociedad civil.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, junto al ministro de Educación, Carlos Canjura; el secretario de Cultura de la Presidencia, Ramón Rivas; y la directora general de Correos de El Salvador, Elsa Margarita Quintanar, presidieron este día la presentación de los sellos postales y el libro alusivo al centenario de la promulgación del Decreto Legislativo sobre el nombre oficial de la República de El Salvador.

Durante el evento, la viceministra Magarín indicó que “nuestro gobierno pretende resaltar la importancia que reviste nuestra historia, el registro y la promoción de la misma en diferentes ámbitos de la vida nacional. Estamos convencidos que solo construyendo sobre la base del conocimiento de nuestras acciones pasadas podemos crear los puentes que nos lleven a un mejor futuro".

La funcionaria además señaló que esta efeméride "significa la concreción del nombre que ahora nos une como país, un nombre que nos identifica y nos cohesiona como un pueblo establecido aún más allá de las fronteras patrias”.

Asimismo, agregó que “el nombre de nuestro querido país nos une como una nación reconocida por su laboriosidad, respeto y promotora de los derechos humanos, el diálogo, la democracia y la paz”.

Finalmente, agradeció a los equipos involucrados con la creación de estos materiales, como el del Ministerio de Gobernación y Desarrollo Territorial, Correos de El Salvador y la Secretaría de Cultura de la Presidencia, y les exhortó a seguir adelante con su compromiso por la preservación de la memoria histórica de la República de El Salvador.