Noticias Nueva York

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, realizó hoy un recorrido por el albergue 'South West Key', Hacienda del Sol, en Phoenix, Arizona.

 

A la fecha, en este albergue se encuentran 21 niños, niñas y adolescentes migrantes salvadoreños no acompañados, que han ingresado a este recinto del 23 de mayo al 17 de junio de 2014.


"He tenido un acercamiento con nuestros niños, niñas y adolecentes, para verificar las condiciones en la que se encuentran y reiterarles que nuestro gobierno, a través de nuestra red consular, les continuará brindando la asistencia oportuna ante los requerimientos de documentación y de cualquier índole que sean requeridos", dijo la titular de la cancillería salvadoreña.

 

Este albergue-con capacidad para atender a 139 niños, niñas y adolescentes- es administrado por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR por sus siglas en inglés), quienes se encargan de dar soporte de atención para los posibles procesos de reunificación familiar.

La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, sostuvo este día reuniones con autoridades de Tucson, Arizona, en las que abordó la situación de los compatriotas migrantes en esta zona.

 

La viceministra Magarín se reunió con el jefe de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Arizona, Manuel Padilla Jr., con quien conversó específicamente sobre la situación de los menores migrantes salvadoreños no acompañados que están resguardados en el Centro de Procesamiento de Nogales.

 

Posterior a este encuentro, la vicecanciller para los Salvadoreños en el Exterior realizó un recorrido guiado con miembros de la referida patrulla por la Frontera de Nogales, donde constató los riesgos que viven los connacionales a la hora de intentar cruzar de manera irregular este límite entre los Estados Unidos de América y México.

 

Finalmente, la funcionaria salvadoreña dialogó con el alcalde de la Ciudad de Nogales, Arturo R. Garino, sobre la situación que se está viviendo en esta nación norteamericana ante el incremento de flujos migratorios, principalmente, de menores de edad no acompañados.

En el marco de la visita que realiza a los Estados Unidos de América, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, informó este día sobre la situación de los compatriotas migrantes que se encuentran en los centros de detención de adultos y centros de procesamiento de menores migrantes no acompañados en la frontera sur de esta nación norteamericana.

 

Este 16 y 17 de junio, junto a las autoridades de la Agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), la funcionaria salvadoreña visitó los espacios donde están retenidos  los connacionales en Harlingen, la estación de Fort Brown, el centro de detención tanto de Puerto Isabel como el de Karnes City y la Base de la Fuerza Aérea de Lackland, todos ubicados en el Estado de Texas. 

 

“Nuestra visita responde a la preocupación y prioridad del gobierno del presidente Salvador Sánchez Cerén de verificar que los derechos de nuestros connacionales migrantes sean respetados y, con especial énfasis, en que nuestros niños y niñas reciban la debida atención en estos centros”, señaló la viceministra Magarín.

 

En ese sentido, este miércoles la vicecanciller para los salvadoreños en el Exterior se desplazó hacia Arizona, específicamente, al Centro de Procesamiento de la Patrulla Fronteriza en Nogales, donde están concetrados más de un mil menores de edad no acompañados, de los cuales 30 por ciento son salvadoreños.

 

“Si bien es cierto ha habido un esfuerzo por mejorar las condiciones, todavía se requiere garantizar una mejor higiene, reducir el hacinamiento y brindar espacios adecuados para dormir y de esparcimiento de nuestros niños, niñas y adolecentes”, señaló.

 

La titular de la cancillería refirió además que para “el Gobierno de El Salvador constituye una prioridad facilitar la reunificación familiar como una garantía del bienestar de estos niños y niñas, con apego a los procedimientos que Estados Unidos determine según su legislación interna, siempre y cuando se garantice el debido proceso”.

 

La viceministra Magarín indicó que con las autoridades de ICE se han identificado oportunidades para mejorar algunos procedimientos que permitan agilizar y reducir el tiempo de permanencia de nuestros compatriotas en estos centros, en especial de los menores de edad.  “Por supuesto estas conversaciones iniciales que hemos tenido deben traducirse en acuerdo consensuados y ese es el siguiente paso que nos espera”, precisó.

El Gobierno de El Salvador, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (CONNA), el Instituto Salvadoreño para el Desarrollo Integral y de la Adolescencia (ISNA) y el Ministerio de Educación (MINED), en conjunto con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), expresan su preocupación ante el creciente número de niños, niñas y adolescentes migrantes no acompañados, que han sido localizados a lo largo de la frontera sur de los Estados Unidos de América, en los meses recientes.

 

Esta preocupación es coherente con el mandato y cumplimiento de lo establecido en la Convención de los Derechos del Niño, la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados, la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares y en la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia de El Salvador de garantizar que todo trato de niñas y niños y adolescentes sea en conformidad con el principio del interés superior del niño y de la protección prioritaria que esta población debe recibir.

 

Por lo anterior expresamos lo siguiente:

1. Nuestro profundo interés de que a los niños, niñas y adolescentes retenidos les sean brindadas las condiciones idóneas para su edad y que sus derechos sean respetados en todo momento.

 

2. Hacemos el más firme llamado a tomar en cuenta que los niños, las niñas y adolescentes, con independencia de su situación migratoria, son sujetos de derechos y todos los Estados deben asegurar su bienestar, cuidado, seguridad y protección en todo momento, sin distinción alguna.

 

3. Que debe procurarse la reunificación familiar como una garantía del bienestar de estos niños y niñas, con apego a los procedimientos que cada país determine según su legislación interna, siempre y cuando se garantice el debido proceso y bajo el espíritu de la Convención de los Derechos del Niño.

 

4. Advertimos que el tránsito migratorio irregular de niñas, niños y adolecentes, especialmente de aquellos que viajan no acompañados, los expone a un alto riesgo de ser víctimas de vulneraciones graves a sus derechos a la seguridad e integridad personal y hasta de su vida, al ser confiado su destino a sujetos que, al margen de la legalidad, se lucran del tráfico de personas.

 

5. Exhortamos a los padres, madres y otros familiares de cargo de niños, niñas y adolescentes a abstenerse de poner en riesgo su vida e integridad personal a través de la migración irregular.

 

6. Que velando por el interés superior de la niñez y la adolescencia es importante que los Estados mantengamos una coordinación fluida, permanente y eficaz ante cualquier acción emprendida.

 

7. Reconocemos que el fenómeno de la migración irregular de niños, niños y adolescentes es  multicausal, por lo que el Gobierno de El Salvador se compromete a intensificar la coordinación interinstitucional para responder de manera conjunta a los diversos factores que inciden en este fenómeno.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, junto a la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, informaron este viernes sobre el trabajo que la Cancillería se encuentra desarrollando para atender a los menores migrantes salvadoreños no acompañados, que están en el Centro de Procesamiento de Nogales, Arizona, en los Estados Unidos de América.

 

Al respecto, el canciller Martínez destacó que “este tema constituye una alta prioridad y preocupación para el gobierno del presidente Salvador nchez Cerén”.

 

En ese sentido, señaló que ya se han establecido las coordinaciones pertinentes con las autoridades estadounidenses para identificar a cada uno de los niños, niñas y adolescentes salvadoreños; brindarles la debida protección consular y asegurar que sus derechos humanos sean respetados en todo momento y que las condiciones en las que se encuentren sean las adecuadas.

 

Asimismo, mencionó que “nuestra red consular está trabajando para establecer contacto con los padres o representantes legales de los menores para informarles sobre su estado y hacer todo lo que esté a nuestro alcance para la reunificación familiar, ya sea en El Salvador o en los Estados Unidos”.

 

Según el último reporte recibido del Consulado General de El Salvador en Tucson, Arizona, en dicho Centro se encuentran albergados 1,154 menores, de los cuales 379 son salvadoreños.

 

“En el grupo de salvadoreños, hay un niño de 8 años y el resto de menores se encuentran en edades de los 10 a los 17 años. Hay un total de 165 niñas y 214 niños”, precisó el ministro Martínez.

 

Ante la emergencia decretada por la Casa Blanca en la frontera suroeste de los Estados Unidos por el incremento de los menores migrantes no acompañados, el jefe de la diplomacia salvadoreña indicó las gestiones realizadas desde la embajada salvadoreña en Washington, DC, a fin de trabajar interinstitucionalmente para el abordaje integral de este tema.

 

A la fecha, se han sostenido reuniones con el Consejo Nacional de Seguridad, el Departamento de Seguridad Nacional y la Oficina de Asentamiento de Refugiados.

 

Además, agregó que junto a las representaciones diplomáticas de Guatemala y Honduras se han sumado esfuerzos para el trabajo conjunto frente a esta problemática. Para los próximos días, tienen previsto reuniones con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y la Agencia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

 

El titular de Relaciones Exteriores anunció que del 16 al 18 de junio, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, hará un recorrido por elValle del Río Grande en Texas, Estados Unidos, en el cual visitará centros de detención de adultos así como albergues de menores migrantes no acompañados.

 

Por su parte, la viceministra Magarín detalló que durante su visita -que será guida por el Servicio de Inmigración y Aduanas- estará acompañada por el director general de Migración y Extranjería del país, Héctor Rodríguez, además de representantes del gobierno hondureño.

 

“Partiremos del Puerto Hidalgo, pasando por Harlingen, Fort Brown, San Benito así como recorridos por los Centros de Detención de Puerto Isabel y Karnes City, entre otros”, dijo la funcionaria.


Ambos titulares instaron a la población a no exponer a menores a un trayecto lleno de peligros y a no dejar a sus hijos e hijas en manos de desconocidos.

El consulado de El Salvador en Nueva York realizó recientemente un agazajo a las madres salvadoreñas en ocasión de la celebración del Día de las Madres. Esta celebración  fue propicia para mantener un acercamiento con la comunidad salvadoreña residente en dicha ciudad.

 

Al felicitar a las asistentes, la cónsul general Sandra Cruz de Flores destacó que las madres “son ejemplo genuino de ternura y amor, de protección y cuidado, de sacrificio y dedicación hacia sus hijos.”

 

La celebración se realizó en las instalaciones del consulado con el apoyo de la contribución de personas particulares y de empresas.

El consulado de El Salvador en Nueva York participó recientemente en el seminario sobre iniciativas legales dirigido a los Cónsules Generales de  Latinoamérica con sede en Nueva York (CLACNY, por sus siglas en inglés).

 

La Fiscalía de dicha ciudad capacitó a los diplomáticos en las áreas de violencia doméstica, tráfico humano, prevención del fraude, delitos sexuales y abuso de menores, entre otros.

 

El seminario tuvo como propósito fortalecer la alianza entre la fiscalía y  los consulados latinoamericanos, logrando una  asistencia legal integral  a víctimas de esos delitos sin importar su condición migratoria.

 

La cónsul General de El Salvador y coordinadora pro témpore de CLACNY, Sandra Marisol Cruz de Flores expresó: “este taller nos ayuda a conocer las herramientas teóricas básicas para asistir y orientar más adecuadamente a nuestros ciudadanos”.

 

CLACNY es un mecanismo de cooperación multilateral integrado por los cónsules generales acreditados en Manhattan, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Perú, República Dominicana, República Bolivariana de Venezuela y Uruguay.

El Consulado de El Salvador en Manhattan, Nueva York, en coordinación con la ONG The Children Village, conmemoraron recientemente el XXXIV aniversario del martirio de monseñor Oscar Arnulfo Romero a través de un acto religioso, seguido de una breve exposición sobre su vida ejemplar.

 

La actividad se llevó a cabo en la ciudad de Dover Ferry, al norte de Manhattan. En el acto también participó el embajador Carlos García, representante permanente de El Salvador ante la ONU, quien abordó el tema desde la perspectiva de las Naciones Unidas.

 

La conmemoración se dio en el marco de los actos organizados a nivel mundial para celebrar el Día Internacional para el Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas.

 

“Monseñor Romero fue un líder espiritual dedicado a la defensa de los derechos humanos y a la protección de la dignidad de aquellos que durante el conflicto armado fueron víctimas de la persecución y el abuso”, expresó el cónsul nchez.

 

Al referirse al legado universal de Monseñor Romero, el cónsul señaló: “Sus mensajes a favor de la paz eran contundentes, pero al mismo tiempo, llenos de esperanza y consuelo.”

 

“El modelo de sacrificio y dedicación hacia los pobres y perseguidos demostrado por Monseñor Romero debe inspirarnos a ayudar y servir a nuestros semejantes”, afirmó el funcionario.

 

En otra actividad similar, la comunidad de Flushing, Nueva York, también conmemoró el legado del mártir salvadoreño en una misa celebrada en la Iglesia San Miguel de esa localidad, la cual fue organizada en coordinación con el consulado en Manhattan.

La cónsul general de El Salvador en Nueva York, Sandra Marisol Cruz de Flores, participó recientemente en los actos de conmemoración del Día Internacional de la Mujer coordinado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) con sede en Nueva York.

 

El evento fue convocado por el movimiento Mujeres por la Paz de las Naciones Unidas (UNWFP, por sus siglas en inglés), e incluyó una marcha y una serie de conferencias en las cuales participaron la presidenta de dicha organización Ban Soon-Taek, esposa del Secretario General de la ONU, representantes del cuerpo diplomático y consular acreditado en Nueva York, al igual que diversas personalidades que han tomado una posición de liderazgo en apoyo a UNWFP tales como la modelo británica Naomi Campbell, entre otros.

 

Al referirse a la celebración, la cónsul de Flores expresó: “Hoy que celebramos esta fecha dedicada a la mujer... fallaríamos en ese propósito si no denunciamos las atrocidades en contra de nuestro género, un mal que la sociedad debe superar.”

 

“Para estar en condición de contribuir, las mujeres necesitamos vivir en una sociedad sin violencia doméstica, sin discriminación, sin marginación, porque la segregación de la mujer es violencia contra la comunidad entera, contra la sociedad,” añadió.

“Es un desafío que ciertamente podemos superar,” puntualizó.

 

La organización internacional brinda apoyo a iniciativas que persiguen tanto el fin como la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas,. Presta además servicios a las personas afectadas por este tipo de violencia y refuerza la aplicación de las leyes y políticas sobre la violencia contra las mujeres y las niñas.

 

Asimismo, Mujeres por la Paz se orienta a apoyar y financiar becas, programas humanitarios y otras iniciativas de género en países en desarrollo o en conflicto en el mundo.